Lo moderno del Casco Antiguo

El distrito de Ciutat Vella fue el primero de la ciudad, donde aun siendo muy innovador nos ha perdido su gran esencia es un sitio ideal para excursionista y a la vez ofrece zonas muy atractiva para la inversión, muchos pueden ver al recorrer sus calles y plazas las huellas que quedaron y que expresan por si sola la historia de Barcelona. Entre los lugares más viejo nos desplazamos hacia la parte baja del cerro Monte Táber en donde se fabrico la colonia romana Julia Augusta Faventia  Parterna Barcino. Las Columnas del Templo de Augusto es uno de los lugares que todavía se puede mirar de esos momentos,  siendo fundamental y llamativo para el Centro Excursionista de Catalunya,  igual que los desechos de la Barcelona Romana que se ubicaban en la plazoleta de la villa de Madrid y en la galería de nuestro pasado de la ciudad.

casco antiguo de Barcelona

Con el transcurrir del tiempo, la colonia se transformó en traslados aeropuerto Barcelona de la Edad Media gracias a sus continuos desarrollos y evolución. Durante estos extensos años se terminó de construir lo que en la actualidad se entiende como el primer distrito de la ciudad el cual esta compuesto por 4 barrios: en el sur encontramos la Barceloneta, en el oeste el Raval, en el centro el Gòtic; y en el este Sant Pere, Santa Caterina y la Ribera, además con ellos encontraremos paisajes modernos así como el barrio judío, el templo de Santa María del Mar y un pedazo de lo más viejo de la Catedral de Barcelona.

casco antiguo de Barcelona

El Museo de Artes Contemporáneo de Barcelona o conocido por sus siglas (Macba) es uno de los más atractivos para los excursionistas en donde se cuenta con exhibiciones de una gran calidad de arquitectura en el barrio Raval. El inmueble que contiene el Museo de Artes Contemporánea (Macba) lo dibujo el proyectista Richard Meier, que lo creo con piezas muy particular de la arquitectura moderna obteniendo mezcla de sus zonas internas para alcanzar una mejor claridad desde afuera. Fue planificada su ejecución en el año 1990 y no fue sino entre el año 1991 y 1995 que fue fabricado. Desde luego, que el arquitecto Richard Meier analizo nuevamente de manera responsable el racionalismo, con precisas información a educadores del movimiento moderno como lo fue el arquitecto Le Corbusier. A sus prolongados 14.300 m2 fusiono varias piezas derechas con algunos ángulos y ondulados de tal manera que la claridad desde afuera tuviera un papel importante al tener acceso al inmueble por medio de galerías amplias y luminosas.